Atha yoga anushasanam
अथ योगानुशासनम्

Ahora comienza el yoga

Dice el Yoga que cuanto más impaciente eres, más tiempo necesitas para tu transformación. Las clases particulares de Hatha Yoga que imparto en Melegís (El Valle) son el vehículo ideal para dar al aprendizaje la velocidad adecuada.

El yoga proporciona firmeza de cuerpo, claridad de mente y limpieza de corazón.

Yoga significa Unión. La del cuerpo, el espíritu y la mente. Una  fusión que permite a la mente descansar y alcanzar el estado de Samadhi en el que el objeto y el observador son uno sin distinción.

El Hatha Yoga se utiliza para mantener un cuerpo sano. Una columna vertebral flexible y en condiciones óptimas es un salvoconducto a la salud ya que es allí de donde parte todo el sistema nervioso. La elongación y contracción progresiva de los grupos musculares permite a estos obtener flexibilidad. Cada alargamiento vacía el músculo de  sangre venosa que a continuación se  vuelve a llenar con sangre fresca y cargada de oxígeno que renueva y fortalece. Las âsanas de una práctica actúan en profundidad sobre el plano físico (masajean las vísceras, estimulan las glándulas endocrinas, estabilizan el sistema nervioso, etc.) y al tiempo sobre el mental aportando serenidad y calma impregnadas de una eufórica, pero controlada, sensación de alegría. Todos estos son los beneficios que se pueden obtener con las clases particulares de Hatha Yoga que imparto en Melegís (El Valle).

El Hatha Yoga se utiliza para mantener una mente calmada. Es imposible tener una mente sin pensamientos, es intrínseco a nuestra naturaleza, pero sí se puede conseguir que esos pensamientos no ocupen todo el espacio, y sobre todo que no nos identifiquemos con ellos, porque nosotros no somos nuestros pensamiento.

Para alcanzar esa unión entre cuerpo y mente es indispensable la respiración, Pranayama. Según como sea la calidad de nuestra respiración será la de nuestra vida, porque con ella no sólo aportamos a nuestro organismo el oxígeno imprescindible, sino que  en cada inspiración bombeamos sangre a todos los tejidos del cuerpo, al tiempo que la gran vena que de forma ininterrumpida traslada  la sangre hepática desde el hígado al corazón se ve succionada permitiendo su óptima circulación.

El Hatha Yoga se utiliza para tener limpieza de corazón porque nos permite ser más conscientes de la vida y por tanto más receptivos. Aporta una visión más limpia de nuestra existencia eliminando las emociones negativas permitiendo emerger las positivas que cultiven la alegría y la confianza. No sólo nos beneficiamos nosotros, sino que nuestro entorno se ve impregnado de nuestra bondad.

La vida debería ser concebida como una parte sublime de la acción de la Naturaleza, por eso las pulsaciones de tu corazón tendrían que expresar un canto a la Vida Universal.

Clases individuales de Hatha Yoga en el Valle de Lecrín de 90 minutos de duración 30€.

Si además deseas formarte para ofrecer clases de yoga a otras personas sin dudarlo recomiendo la Escuela de profesores de Yoga Sadhana