Gong

Los Gongs son posiblemente, dentro del sudeste asiático, los instrumentos musicales más antiguos y de mayor importancia. Su verdadero origen es desconocido y aunque empezados a datar en el segundo milenio a. C., se supone que son bastante más antiguos. En la historia musical de China, el Gongs es mencionado por primera vez alrededor de 500 A.D. en los anales de la nación HSI YU, situada entre Tíbet y Birmania, durante el reinado del emperador Hsuan Wu.

GONGS

Los Gongs son posiblemente, dentro del sudeste asiático, los instrumentos musicales más antiguos y de mayor importancia. Su verdadero origen es desconocido y aunque empezados a datar en el segundo milenio a. C., se supone que son bastante más antiguos. En la historia musical de China, el Gongs es mencionado por primera vez alrededor de 500 A.D. en los anales de la nación HSI YU, situada entre Tíbet y Birmania, durante el reinado del emperador Hsuan Wu.

Diferentes investigaciones historiológicas proporciona cuatro orígenes principales para el Gong: Birmania, China, Annam (antigua colonia francesa de Indochina, en Vietnam) y la isla de Java, siendo al menos siete diseños de instrumentos llegados hasta la actualidad provenientes de estas zonas geográficas. Todo el halo de misterio y magia que rodea al Gong ha hecho que sólo unas pocas familias conocieran la tradición de su fabricación que se transmitía de generación en generación. Estos creadores creían que un Gong poseía poderes superiores y que estaban impregnados de fuerzas sobrenaturales, por ese motivo eran un atributo de la riqueza y servían como símbolo de estatus. En algunos ritos ancestrales, el Gong era utilizado para alejar a los demonios o para invocar a las almas. Tocar un Gong en algún lugar sagrado era un ritual habitual con el fin de atraer fortuna y prosperidad.

Como instrumento propiamente musical, el Gong siempre ha sido utilizado en todo tipo de celebraciones especiales, así como en ceremonias fúnebres y eventos de tipo cultural, como la danza y el teatro.